martes, 27 de abril de 2010

Mundial: Tablas en la tercera, match empatado.

1,5 a 1,5. Se mantiene el empate. En un encuentro que constará de doce partidas a ritmo clásico salvo que se empate finalmente y se decida el título en partidas semirrápidas, la tercera resultó la más tranquila hasta el momento y pese a los intentos de las blancas (Topalov), el campeón mundial Anand no pasó por grandes apuros.
Como en la 1ª partida, Topalov abrió de peón dama y en este caso Anand evitó la defensa Grunfeld de la que salió escaldado en aquel caso y planteó una eslava. Además llegó a una posición muy sólida que ya le valió a Kramnik para sacar el empate a Topalov en el mundial de Elistá, de infausto recuerdo para el búlgaro por tantos motivos.
En esta ocasión Topalov dispuso de iniciativa y ventaja de espacio pero nada más. Esta vez no pudo sacarse conejos de la chistera y Anand fue consiguiendo, una tras otra, ir cambiando casi todas las piezas, simplificaciones que derivaron en un final de tablas muertas.
En cierta manera, esto es una pequeña victoria de Anand, que en la cuarta partida jugará con blancas. ¿Repetirá, dado su éxito en la segunda, la apertura catalana o buscará sorprender a un rival que, sin duda, habrá visto la forma de mejorar su juego de aquella partida? Una cosa es segura, Topalov no buscará una variante que le dé casi la igualdad sin perspectivas de ataque, cosa posible con la catalana ( y con otras aperturas, véase hoy), sino posiciones desequilibradas que le den oportunidades de ganar, pese a conducir las piezas negras.
Pero la especialidad del campeón indio ( "el mayor talento de la historia del ajedrez", según su rival, ahí es nada) es, en los últimos años, ganar con blancas y empatar con negras. Lo que en fútbol se conoce como la "media inglesa", valga la licencia. Y eso tal vez no dé para ganar en Linares o en Wijk aan zee, pero en un encuentro como este es siempre lo más práctico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada